El tratamiento acústico puede parecer abrumador, especialmente si acabas de empezar a grabar en casa. ¿Qué puedes utilizar para el tratamiento? ¿En qué parte de la habitación se debe poner? ¿Y cómo sabes si tu espacio de grabación necesita tratamiento?

Todas estas son preguntas que responderemos en esta guía para principiantes fácil de leer sobre cómo tratar tu home studio. Son preguntas que tendremos que responder para ayudarte a obtener la mejor grabación posible.

Una buena mezcla, un buen master, y una buena canción por lo general empieza con el proceso de ingeniería. El tratamiento acústico es un aspecto crucial para capturar grabaciones hermosas.

¿Por qué es esto tan importante? Bueno, en una habitación sin tratamiento el sonido puede parecer distorsionado. Las ondas sonoras salen de los monitores, rebotan alrededor del cuarto, y hacen que el sonido de la música suene inadecuado en el momento que alcanza tus oídos. Algunos sonidos parecerán muy fuertes, otros muy suaves, y esto hace que mezclar sea casi imposible.
Puede que tengas un excelente oído para mezclar, pero si estás en una habitación sin tratamiento, eso no importa. El sonido que escuchas será inadecuado, y por lo tanto tu mezcla será inadecuada.

Así que vamos a hablar de tratamiento acústico…

¿Cómo Se Mueve El Sonido Alrededor Del Cuarto?

Antes de hablar del tratamiento de tu espacio de grabación, es excelente saber cómo viaja el sonido.

Cuando haces un sonido (cantas, rasgas una guitarra, etc.), las ondas sonoras se mueven desde la fuente hacia afuera en cualquier dirección. Algo del sonido se mueve en línea recta hasta el micrófono, esto se llama “sonido directo”. El resto del sonido rebota alrededor del cuarto de manera aleatoria, algunas de estas ondas sonoras retornan inevitablemente al micrófono, esto se llama “sonido reflejado”.

Ahora, debido a que el sonido directo va directamente al micrófono sin rebotar alrededor del cuarto, es el sonido más adecuado que el micrófono puede capturar. Pero con el sonido reflejado, cada nueva onda de este puede cambiar la manera en la que suena tu grabación, incluso si es solo un poco.

Lo más probable es que no tengas una habitación enorme con techos altos. Así que ahora tendrás que averiguar si tu habitación necesita tratamiento, de qué tipo y cuánto costará.

Cómo Saber Si Tu Habitación Necesita Tratamiento Acústico

Antes de decidir qué materiales de tratamiento acústico necesitas, querrás probar el sonido de tu habitación. Es posible que hayas oído hablar de la «prueba de los aplausos».

Se trata de caminar alrededor de tu espacio aplaudiendo lo más duro que puedas. Ve a cada esquina y mientras haces esto escucha la reverberación. ¿Suena a lata o grave? ¿Dónde es más pronunciado?

Las habitaciones más pequeñas probablemente tendrán una resonancia corta y aguda. Las habitaciones más grandes suelen tener una excelente y gran reverberación. Cuanto más escuches resonancia, más absorción necesitarás; esto hará que suene más seco, lo cual es bueno. Siempre podrás agregar reverberación con plugins, pero no puedes eliminar la reverberación natural de la grabación. Cuanto más grande sea la habitación, menos tratamiento necesitará en general.

Puede ser útil hacer la prueba de los aplausos en otras habitaciones para que puedas familiarizarte con los diferentes sonidos. Pruébalo en la mansión de tu amigo rico, ve a tu baño y aplaude, escucharás la diferencia.

Los Tres Puntos Problemáticos De Tu Habitación

Cuando trates tu habitación (ya veremos cómo en un momento), hay tres puntos con los que debes lidiar primero: esquinas de tres caras (triédricas), esquinas de dos caras (diedras), y las paredes.

Las esquinas de tres caras son aquellas en donde las paredes se encuentran con el techo y el piso (dos paredes + techo = tres superficies, también conocidas como triédricas). Las esquinas de dos caras son aquellas en donde las paredes se encuentran entre sí (dos superficies, también conocidas como diedras).

La regla general es que las esquinas triédricas tienen el primer lugar en prioridad, las esquinas diedras obtienen el segundo y las paredes el tercero. El razonamiento detrás de esto es: si hay más superficies que se encuentran en un lugar, entonces hay más superficies para que las ondas sonoras reboten.

Tratamiento Acústico 101

Bien, ahora vayamos al qué y cómo del tratamiento acústico.

Los principales elementos involucrados son absorción y difusión. Estos dos métodos de tratamiento acústico ayudan a reducir el sonido reflejado, y dejan que se capture más el sonido directo (sonido de la fuente al micrófono). Esto te da una mejor grabación en general.

Y los cuatro tipos principales de tratamiento que brindan absorción y difusión son las trampas de bajos, paneles acústicos, difusores, y los filtros de reflexión vocal.

Trampas Para Bajos

Las trampas para bajos son el primer elemento que deberías utilizar cuando trates tu habitación, son principalmente útiles durante el proceso de mezcla. Pueden ser un poco costosos, pero pueden hacer una gran diferencia. Estas “atrapan” las frecuencias bajas (de ahí el nombre), pero también pueden capturar algo de las frecuencias medias – altas.

Deberás poner las trampas para bajos en las esquinas triédricas de la habitación, que es justo en donde le gusta al bajo alimentarse antes de saltar al micrófono. Asegúrate de que las trampas estén cómodamente colocadas en la esquina sin espacio detrás.

 

Paneles Acústicos

A continuación, debes utilizar algunos paneles acústicos que te ayudarán a reducir las frecuencias medias altas durante la grabación y mezcla.

El primer lugar en el que los debes poner es justo detrás de tus monitores de estudio. Después cuélgalos a lo largo de las esquinas diedras de la habitación, dejando un pequeño espacio entre el panel y la esquina. Esto les ayuda a absorber un poco más de frecuencias graves.

Por último, deberías colgar el resto de los paneles en las paredes. Un buen lugar para empezar son aquellas a ambos lados de las orejas y la pared directamente detrás de ti. Trata de distribuirlos uniformemente usando patrones opuestos en paredes paralelas.

 

Difusores

Los difusores son principalmente para las habitaciones más grandes y no siempre son necesarios en las habitaciones pequeñas. La mayoría de los productores caseros trabajan en cuartos pequeños (a menudo con difusores naturales como repisas de libros, un armario, o una cama) y pequeños presupuestos (los difusores son costosos).

Pero si cuentas con un gran espacio y algún dinero extra, puedes ubicar los difusores en las partes más altas de las paredes y en el techo.

 

Filtros De Reflexión Vocal

Si cuentas con un espacio pequeño para grabar, un filtro de reflexión vocal puede ser de gran ayuda. Este es un objeto semicircular que puede que hayas visto y se ubica detrás del micrófono para voces.

El trabajo del filtro es absorber las ondas sonoras tan pronto como salen de tu boca, a su vez, reduce la cantidad de sonido reflejado que rebota por la habitación. Básicamente hace lo mismo que los paneles acústicos, tan solo que captura el sonido lo antes posible.

Alternativas De Tratamiento Acústico

Muchas de las personas que lean esto puede que no tengan toneladas de dinero para gastar en objetos de tratamiento acústico de marca, así que hay algunas alternativas económicas.
Tratamiento Acústico Artesanal

Primero, si no tienes el presupuesto para un filtro de reflexión vocal, puedes utilizar cosas que ya tienes, como una cobija colgada en una puerta, un colchón apoyado a una pared, o un closet lleno de ropa. Tan solo ubica el micrófono a una distancia de 15 a 20 centímetros del elemento improvisado que absorbe y eso ayudará.

También puedes utilizar cobijas gruesas para revestir las paredes y poner pequeñas almohadas detrás de los monitores.

Otro truco es utilizar micrófonos dinámicos, los cuales tienen menos sensibilidad que los micrófonos de condensador. Esto quiere decir que los micrófonos dinámicos no se ven tan afectados por el sonido reflejado, aunque es posible que no suenen tan bonito como un condensador.

Básicamente, es mejor hacer que tu espacio de grabación suene lo más muerto posible y obtener todo el sonido directo que sea posible. Siempre puedes agregar reverberación después con un simple plugin de reverberación.

 

Software De Tratamiento Para La Habitación

¿Sabías que los audífonos que estás utilizando para mezclar colorean el sonido que escuchas? Tus monitores también.

Por eso deberías considerar un software para el tratamiento de la habitación como Arc o Sonarworks. Por ejemplo, Sonarworks remueve la coloración de tus audífonos y/o monitores, esto significa que adquieres el sonido más adecuado para empezar tu mezcla.

Elimina las mentiras con las que te alimentan tus audífonos. Y si quieres asegurar que tu habitación no está distorsionando tus mezclas, el software puede ser de gran ayuda.

Sea lo que termines haciendo, por favor haz algo para que tu habitación y tus grabaciones suenen mejor. No te arrepentirás del poco tiempo y dinero que se necesita.

Caleb J. Murphy

Caleb J. Murphy is a songwriter and producer based in Austin, TX.