Hay muchos elementos diferentes que pueden capturar al oyente (letras conmovedoras, recursos creativos de producción, melodías pegajosas y ganchos), pero no nos podemos olvidar de que una buena progresión de acordes puede hacer toda la diferencia.

La parte excitante de las progresiones de acordes es que, aunque hay progresiones que se han utilizado en incontables canciones a lo largo de la historia, siempre hay una forma de poner tu estilo fresco y propio en ellas.

Una vez comprendas los acordes básicos, los cuales son fáciles de aprender en guitarra y piano, puedes comenzar a ordenarlos en diferentes progresiones para escribir melodías y letras encima.

Con esta guía aprenderás sobre algunas de las progresiones de acordes más populares, y algunas maneras de utilizarlas cuando escribas tu próxima ¡gran canción!

Entendiendo Las Relaciones Entre Los Acordes

Dependiendo de la tonalidad, tan solo un acorde puede significar cosas muy diferentes dentro del contexto de tu progresión de acordes. Por ejemplo, el acorde de Do Mayor (C Mayor) es el I acorde en la tonalidad de Do Mayor (C Mayor), pero este se convierte en el IV acorde en la tonalidad de Sol Mayor (G Mayor). Cada tonalidad tiene su propia secuencia de acordes, pero una vez que descubras los patrones de esa secuencia, ¡serás un profesional creando progresiones!

Cada tonalidad tiene lo que se denomina “I Acorde” (número Romano I o i) o el “acorde de tónica”, el cual se ubica en la primera nota de la escala diatónica de esa tonalidad. Por ejemplo, el acorde de tónica en la tonalidad de Re Mayor (D Mayor) será un acorde de Re Mayor (D Mayor). El acorde de tónica en la tonalidad de Re Menor (D Menor) será un acorde de Re Menor (D Menor). Puedes encontrar el acorde de tónica implementado en casi todas las canciones de pop que existen, las progresiones más populares comienzan en el I acorde o se resuelven en él.

A partir de ahí, puedes moverte a través de cada grado de la escala para encontrar un nuevo acorde. Dependiendo de si la tonalidad es mayor o menor, esos acordes y la calidad de estos (calidad significa mayor, menor, disminuido) variará. Una vez hayas ordenado los acordes de una tonalidad o escala, puedes utilizarlos para crear tu progresión de acordes.

Hemos ordenado estos patrones de los grados de la escala para ayudarte a acelerar el proceso:

Puede haber un montón de tonalidades y acordes diferentes, pero puedes aplicar estos patrones a ¡cualquier tonalidad para encontrar los acordes diatónicos!

Ensamblando Una Progresión De Acordes

Si estás empezando con las progresiones de acordes, hay muchas opciones para iniciar. Una vez más, aunque estas progresiones han sido utilizadas en muchas otras canciones, la parte divertida es ¡hacer tu propia versión añadiendo melodías y letras únicas!

 

I – ii – IV – V

En realidad, esta es una de las primeras progresiones de acordes que aprendí en la guitarra y se ha utilizado en innumerables canciones. Esta empieza en el I acorde mayor (como muchas otras progresiones), después se mueve al ii acorde menor, al IV acorde mayor, que resolverá de nuevo en el I acorde cuando se repita la progresión.

Resolver del V acorde al I acorde es un elemento muy común en la música pop, popularizado en las progresiones de acordes del jazz como ii – V – I. Este crea una tensión y relajación satisfactoria y reconfortante. Puede que no te des cuenta de esto, pero naturalmente nuestros oídos quieren escuchar esa resolución de regreso al I acorde que ya es familiar, es por esto que las progresiones como estas son tan populares.

Puedes escuchar esta progresión en canciones como uno de los éxitos de Taylor Swift, “Our Song”

Otra opción similar que comienza con el acorde I y termina con el acorde V, reemplaza el acorde ii con el acorde vi menor:

 

I – vi – IV – V

Esta progresión suena muy similar, pero el acorde vi menor puede proveer un color y resolución diferente, dependiendo del sonido que estés buscando.

Como ejemplo de esta progresión puedes escuchar “Every Breath You Take” por The Police.

I – V – vi – IV

Esta es otra progresión de acordes comúnmente usada que utiliza acordes diatónicos comunes de la escala mayor. Esta empieza en el I acorde mayor, después se mueve al V acorde mayor, al vi acorde menor, y finalmente al IV acorde mayor, el cual resuelve al I acorde.

En lugar de resolver desde el V acorde al I acorde, esta resuelve desde el IV acorde hasta el I acorde. Esta es otra forma popular de resolver al acorde del I grado que también se conoce a menudo como “cadencia plagal”.

Esta progresión puede ser escuchada en canciones como el gran éxito “Price Tag” de Jessie J.

i – VII – VI – V7

Esta progresión es muy diferente a las otras que hemos escuchado por dos razones, (1) es una tonalidad menor, y (2) esta utiliza el acorde dominante V7, el cual es una gran herramienta para las progresiones en tonalidades menores.

Esta empieza con el i acorde menor, se mueve al VII acorde mayor, al VI acorde mayor, y finalmente se desplaza al acorde dominante V7 antes de resolver al i acorde menor. Aunque un acorde dominante V7 no es diatónico en las armaduras menores naturales (en la escala diatónica menor natural, el acorde de v es menor, no mayor), muchas de las canciones del pop y el jazz que están en modo menor incluyen el acorde dominante V7. Esto crea una resolución más dramática al i acorde menor, una vez más dando al oyente aquella tensión y relajación que desea escuchar.

Puedes escuchar esta progresión en el hit de los 90’s de Christina Aguilera “Genie in a Bottle”.

Construyendo Tus Propias Progresiones De Acordes

Aunque estas populares progresiones de acordes funcionan claramente a las mil maravillas, también es muy divertido crear ¡tus propias progresiones!

Ahora que entiendes los acordes diatónicos y los grados de la escala, puedes combinar y mezclar acordes para encontrar las progresiones que son adecuadas para ti. Y no sientas que te debes limitar a lo que es diatónico, hay una gran cantidad de canciones geniales que se aventuran fuera del reino diatónico para añadir un ¡sonido y curva única!

Regálate la oportunidad de experimentar con acordes y jugar con lo que te parezca bien. Una de las mejores cosas acerca del songwriting es que no existen reglas, deja que tus ideas, emociones, y creatividad, alimenten tu construcción de progresión de acordes y songwriting. Con estos acordes en tu caja de herramientas, ¡podrás crear algo increíble!

Kira Morrison

Kira Morrison es una vocalista, compositora y arreglista residente en Los Ángeles.